23/2/11

Esa gran empresa llamada MAYORAL


Tras mi larga ausencia he decidido volver para abrir los ojos de todos aquellos clientes de esa tienda de ropa tan conocida y hacedora de amigos que es Mayoral. Esa compañía malagueña que por lo visto cree estar por encima del bien y del mal y trata de pisotear a sus empleadas incluso en el momento de su (reconocida) injustificada baja laboral caprichosa.

Mayoral es una empresa en la que cuando todo va bien no dan nada, se abre los domingos cobrando horas laborales estándar, no se suben los sueldos ni por antigüedad ni siquiera por subida de responsabilidad en la tienda. Pero como por motivos externos al personal las ganancias bajan, fulminan al personal de una forma injustificada y además tratando de bajar el ánimo entre la plantilla.

El caso real que comento es realmente sangrante. Tras una reunión protocolaria de encargadas se amenazó a cierta tienda con una reducción inminente de personal. Tras ello se jugó con toda la plantilla al gato y al ratón haciendo entrevistas a sus espaldas, con sonrisas "misteriosas" y frases de "no os preocupéis".

Tras estos momentos la empresa no ha tenido la decencia de hacer una llamada oficial por parte de una superior directa para despedir EN SUS VACACIONES a un miembro del personal con casi 5 años de antigüedad. No contentos con ello, señalan a la encargada de la tienda como única culpable del cese y tienen el valor de considerar a la afectada una mala trabajadora de forma escrita, porque no tienen COJONES de decirlo de viva voz al saber que es MENTIRA.

Lo mas curioso es que apuntan como motivo de despido razones suficientes como para que el despido no sea improcedente, para posteriormente reconocer lo contrario, tratando de lavarse las manos de una decisión injusta y caprichosa impropia de una compañía que trata de considerarse grande.

Estas son las empresas que tienen que sacar de la crisis a España, empresas que parecen dirigidas por niños caprichosos de 2 años sin criterio alguno, para los cuales es mejor tener a la plantilla en un constante clima de ansiedad y aún así esperar un rendimiento óptimo, y además incapaces de ver que gran parte de los problemas de la empresa lo generan ellos solos.

Lo que mas me apena es que desde aquí no llegaré a casi nadie, y Mayoral seguirá teniendo ese halo de buena empresa que en realidad no es. Eso sí, cada vez hay mas ex-trabajadores de Mayoral contando cómo tratan a las personas, y la imagen manchada cada vez cuesta mas de limpiar.

Ojalá quiebren.

1 comentario:

Key dijo...

:O Hala... qué gentuza...